Consejos para ahorrar energía con seguridad en el hogar

Alcom Inmobiliaria  -  09/03/2018  -  Energía
  • Consejos Para Ahorrar Energía Con Seguridad En El Hogar 1/1

Existen algunos temas que siempre están de moda, y uno de los más recurrentes es el ahorrar energía con seguridad en el hogar. No se trata únicamente del ahorro en la factura, que es algo que siempre viene bien, sino de que el ahorro energético también ayuda al medioambiente y a frenar el temido cambio climático que está últimamente en boca de todos.


Existen una serie de consejos que son, a la vez, efectivos y seguros, tanto para aportar tu granito de arena a la sostenibilidad del planeta, como para ahorrar unos euros a final de mes. Aquí te mostramos algunos de los que consideramos más importantes.


Consejos para ahorrar energía de manera sencilla


Desconecta los aparatos eléctricos

Cuando se quedan en stand-by siguen consumiendo electricidad, por lo que durante el tiempo que no estés usando estos aparatos, desconéctalos por completo. De no hacerlo, su gasto supondrá entre el 7 y el 10 % de tu factura.


Ajusta el gasto tanto en calefacción como en aire acondicionado

En ocasiones sucede que intentamos tener temperaturas veraniegas en invierno, y temperaturas invernales en verano. Esto hace que se produzca un enorme gasto de energía.


Ajustar de forma correcta el termostato a unos 20 ºC en invierno y a alrededor de 25 ºC en verano te permitirá permanecer confortable en tu domicilio y, a su vez, ahorrar en la factura de la luz.


Utiliza bombillas de LED

Su consumo es un 80 % menos que las bombillas clásicas y en torno a un 22 % menos que las de bajo consumo. Duran una media de diez años y, aunque sean algo más caras que las habituales, generan un ahorro a medio plazo que hace que realmente merezcan la pena.


¿Cómo usar de forma eficiente los electrodomésticos?


Para asegurarte de que cualquiera de tus electrodomésticos te va a ayudar a ahorrar energía, debes mirar su etiqueta energética. Si en ella encuentras que aparece A+++ vas por buen camino, puesto que indica que es un aparato de bajo consumo. A la hora de adquirirlo tendrás que pagar algo más por él, pero a la larga, gracias al ahorro que supone en la factura de la luz, notarás el ahorro.


Las lavadoras y lavavajillas consumen mucho más con la necesidad de calentar el agua, por lo que utilizando programas eco, o programas a temperaturas bajas, también economizarás energía. Con este sencillo gesto puedes llegar a ahorrar hasta el 40% de tu factura habitual.


En cuanto a la nevera, es importante tener en cuenta dónde está instalada. No deben colocarse fuentes de calor cercanas, ni cubrirse el aparato por la parte de arriba o la de detrás. Además hay que ajustar el termostato para que la temperatura sea la que necesitan los alimentos, puesto que si pones el termostato demasiado frío generarás mucho más gasto.


Para concluir


Ahorrar energía con seguridad en el hogar no es difícil. Con estos sencillos trucos estamos seguros de que conseguirás ayudar al medioambiente además de obtener un gran ahorro a final de mes.