Consejos para mudarte de casa sin perder la cabeza

Alcom Inmobiliaria  -  19/09/2019  -  Curiosidades Familia Vivienda
  • Consejos Para Mudarte De Casa Sin Perder La Cabeza 1/1

Encontrar la vivienda perfecta y cambiar de piso, de barrio, de vecinos es una experiencia llena de ilusión y refrescante que sólo se nubla por una cuestión: la mudanza. A veces mudarse puede resultar estresante, pero no tiene por qué ser así.


Te dejamos unos consejos que pueden ayudarte a llevar esta tarea con mejor humor:

 

Primero, ordena y haz limpieza.


Habitualmente utilizamos un porcentaje muy bajo de todo lo que tenemos (ropa, alimentos, utensilios de cocina, productos de limpieza, higiene o belleza) Si lo piensas es necesario deshacerte de todo lo que no utilices. Destierra de tu mente la idea de “por sí...”: “Por si me lo pongo algún día, por si lo llevo a arreglar, por si se me rompe el otro…” Es hora de despejar para ganar calidad de vida. No tiene sentido que lleves cosas que vas a desechar tarde o temprano. Es un buen momento, para ganarte un dinero extra vendiendo lo que ya no utilices o donar.


Empaqueta.


Prepárate y ahorra tiempo. Necesitarás cajas, bolsas y al menos un bolígrafo. Hay muchas formas de empezar empaquetar, depende con la que más a gusto te sientas, por habitación, por categorías o por usabilidad. Nuestro consejo es que empaques por habitaciones, así te resultará más cómodo y sencillo colocar todos los elementos en tu nueva casa.


Convierte tu nueva casa en tu hogar.


Sentirte cómodo en tu casa es vital para tener seguridad, estabilidad y tranquilidad. Los primeros días de mudanza dedícale tiempo, utiliza tus recuerdos, fotos de viajes, carteles, postales, llena algún rincón de la casa con piezas gráficas que te reflejen felicidad.


Haz que sea un lugar más acogedor aportando pequeños detalles como una iluminación provisional cálida, y coloca en su sitio artículos indispensables. Como tu cepillo de dientes, tus almohadas o mantas favoritas, etc.

 

Encuentra el sitio perfecto para tus muebles más grandes.

 

Lo más normal es que andes de un lado para otro con ese jarrón que no le encuentras el sitio perfecto, o no sepas donde colocar la cómoda. Piensa en tu rutina y distribuye los muebles de una forma práctica y cómoda para que te faciliten el día a día.