¿Cómo limpiar tu lavadora por dentro?

Alcom Inmobiliaria  -  24/02/2020  -  Curiosidades Vivienda
  • ¿Cómo Limpiar Tu Lavadora Por Dentro? 1/1

La lavadora no se limpia sola. Este es el mensaje que debe ya quedarte claro si es que aún eres de los que cree que este electrodoméstico se limpia cada vez que lo pones en marcha para lavar la ropa.  De hecho, es muy probable que haga meses que no limpias ni la goma de la puerta. Si es así, has de saber que la suciedad se acumula y pasa a los pantalones, camisas, ropa interior o vestidos que lavas normalmente por lo que te toca asumir una dura realidad: tus prendas no están tan limpias como pensabas.


Según la OCU, una de las claves para que la lavadora dure más tiempo pasa por realizar un mínimo mantenimiento mensual, como limpiar el cajón del detergente, donde siempre se acumulan restos, así como la goma de la puerta, que tiende a acumular suciedad. A ello habría que sumarle una limpieza profunda integral limpiando el filtro del agua y poniendo un lavado a 90ºC con la lavadora vacía «para que se limpien las tuberías y el sistema interno de la máquina», apunta la OCU.


Y es que la dura realidad es clara: con el paso del tiempo, el jabón, la espuma y el agua dura suelen acumularse en la lavadora, creando un lugar perfecto para la proliferación de  bacterias, tal y como indica Melissa Maker, experta en limpieza de Clean My Space, un servicio de limpieza de Canadá. «Si inspecciona rápidamente su máquina -continua la experta-, puede darse cuenta de que huele un poco mal o que empieza a tener un aspecto algo asqueroso. Incluso puede ver algo de acumulación en la junta, espuma de jabón alrededor de la pared o incluso en la pequeña bandeja de detergente. Si has llegado a este punto es que estás en el momento de limpiar la lavadora».


Paso a paso 


Lo primero que tienes que hacer, antes de ponerte como un loco a sacarle brillo con un trapo, es ayudarte de un buen producto como el carbón activo. En el mercado existen multitud de opciones con esta fórmula especial diseñada específicamente para eliminar los malos olores y residuos, realizando una limpieza profunda de la lavadora en un ciclo con agua caliente. En vez de carbón activo, puedes usar también vinagre de limpieza  lejía o cualquier otro específico, pero no olvides consultar siempre antes las instrucciones del fabricante.


Conviene reseñar también que en el mercado existen ya electrodomésticos con modo automático de limpieza, de tal manera que el tambor se lava «solo». En este caso, se puede limpiar superficialmente lo que se pueda y ejecutar dicho ciclo solo o con un poco de vinagre. Para ello, hay que leer también antes las instrucciones.


Después, mira el cajetín de la lavadora. Si tiene restos de detergente, es necesario limpiarlo y dejarlo como nuevo. Desde la OCU, aconsejan enjuagarlo siempre después de cada lavado. Si tiene restos pegados, que se han ido acumulando durante mucho tiempo, Maker aconseja sumergir la pieza en agua con un limpiador específico. Y además, de manera habitual, hay que «usar la cantidad correcta de detergente» ya que «ayudará a reducir los olores y la acumulación de suciedad», asegura la experta.


El siguiente paso es limpiar la goma de la lavadora. Maker aconseja hacerlo con un paño humedecido solo con agua, aunque también puedes usar vinagre de limpieza u otro producto específico. «Otro aspecto a tener en cuenta es que cuando no estés usando la lavadora, lo mejor es dejar la puerta abierta porque evita que se formen bacterias que causan mal olor», continúa algo que también debe hacerse con el cajetín del detergente. Por eso es fundamental limpiarlo tras cada lavado: solo así conseguiremos eliminar el exceso de humedad y la formación de moho.


Mantener el filtro limpio es otro de los aspectos fundamentales. Desde la OCU, recuerdan que este elemento se llena de restos y suciedad en cada lavado. «Su función es retener estos materiales para que no acaben en la bomba de desagüe, bloqueándola y provocando una avería», explica la organización. Así, hay que limpiarlo inmediatamente cuando, por ejemplo, una vez finaliza el programa de lavado, vemos que se acumula agua dentro del tambor.


El filtro se limpia bajo un chorro de agua fría. «Si con esto no es suficiente, puedes ayudarte con un estropajo y un viejo cepillo de dientes para llegar a las zonas más difíciles», aconseja la OCU.


También es importante tener en cuenta la dureza del agua, que contribuye a la formación de cal. La Comunidad Valenciana o las Islas Baleares suelen tener aguas muy duras por lo que conviene usar un producto antical en cada lavado.


¿Cada cuánto tiempo?


Ahora que ya sabes cómo, es igual o más importante que limpies la lavadora de manera habitual. Todo depende de lo que la utilices pero, como regla general, los expertos aseguran que es conveniente realizar una limpieza profunda todos los meses o en cuanto veas que el electrodoméstico lo necesita (por ejemplo, si empieza a oler).


Al mismo tiempo, cada semana hay que realizar una limpieza básica, como eliminar el exceso de humedad o mantener limpio el cajetín del detergente, para asegurarnos de que la lavadora cumpla con su función de manera efectiva.